Laura Lis

Votiva es una colección íntimamente enlazada a la idea del cuerpo y surge a partir de una búsqueda introspectiva de la vida.

Concebidas en clave escultórica, las  figuras representan órganos vitales, el cerebro, los ovarios, el corazón y los senos. Cada pieza es el rastro de un pulso, de un ritmo que como un latido genera movimiento, estímulo y reacción.

Estos órganos convertidos en pequeñas esculturas para llevar en el cuerpo aluden a emociones y sensaciones que cada persona según su propio recorrido atribuye a esas figuras.

La colección abre un canal que nos permite reflexionar acerca de la fragilidad de las emociones, los impulsos y la reacciones que los estados de animo provocan.

 

Votiva

Votiva nos invita a la pausa, a detenernos en la escucha propia y en la de quienes nos rodean, como forma de registro y con el fin de compartir experiencias y hacerlas colectivas.

Las piezas son macizas, mantienen y acentúan el peso real del material para que quien las porte sienta de cerca el peso de los afectos, las pasiones y los recuerdos. Son objetos para dar como forma de entrega, pequeñas ofrendas que buscan abrir sentido y resignificar historias unidas a esas partes vitales

Estos órganos convertidos en pequeñas esculturas para llevar en el cuerpo aluden a sensaciones que cada persona, según su propio recorrido, atribuye a esas figuras. La colección abre un canal que nos permite reflexionar acerca de la fragilidad de las emociones, los impulsos y la reacciones que los estados de animo provocan.

La respiración, el pulso, un latido
sentirnos cerca,
llevar en el cuerpo el peso de un recuerdo,
darle volumen al amor,
a una idea o a un deseo.

Votiva


Técnica y Materiales

Votiva es una colección de piezas macizas de plata de ley 925.

Se trata de una colección 100% hecha a mano en la que el diseño en el que el joyero interviene en todo momento el joyero, tanto preparando el molde como en la fase posterior a la fundición, en el acabado y pulido individual de cada pieza. Es por esta razón que cada una de estas piezas escultóricas es única.

Todas las piezas se someten a un proceso químico de pasivado para protegerlas e impedir la oxidación natural de la plata para que las joyas tengan una larga vida. Esto no afecta ni al color ni al brillo de la pieza de plata.